Excursiones etna, tour etna, trekking etna Excursiones etna, excursiones al etna, tour etna, trekking etna, etna volcán

El Volcán Etna

Flora y Fauna

La zona volcánica es extremadamente fértil, ya que la lava, al asentarse en el suelo, con el paso del tiempo libera muchos nutrientes, como las sales minerales, y, más allá de éstos, los restos de las plantas que la lava sumerge se convierten en fertilizantes naturales para el suelo.
La vegetación varía según la altitud. A los pies del volcán, numerosos cultivos de naranjas, mandarinas, limones, aceitunas, agaves, chumberas, así como plátanos, eucaliptos, palmeras, pinos marítimos y viñas prosperan, a partir de los cuales se produce un excelente vino.

Por encima de los 500 m crecen avellanos, almendros, pistachos, castaños que más arriba dan paso a robles, hayas, abedules, pinos y la característica escoba del Etna. El verdadero atractivo de esta zona son los abedules que han caído aquí tras una lejana glaciación. El abedul ama el sol, crece solo o en grupos en los escasos bosques de colinas y montañas, asociándose con árboles de hoja ancha y coníferas. Crece en suelos áridos y desnudos, preferiblemente ácidos, con buena disponibilidad de agua y muy resistentes a las heladas. En invierno el tallo retorcido destaca por el blanco de su tronco desnudo que contrasta con el azul del cielo, en primavera en cambio se colorean de un verde suave que destaca sobre el negro de la lava.

 
Después de 2100 m sobre el nivel del mar, comienza la zona semidesértica, donde crece el Spino Santo (Astragalus siculus), un pequeño arbusto espinoso, a menudo asociado con variedades endémicas multicolores de violetas, seneci y otras flores que pueblan las laderas de los cráteres secundarios.
Hacia los puntos más altos se encuentra el llamado desierto volcánico, donde la nieve y la lava fresca impiden el crecimiento de cualquier tipo de vegetación macroscópica.
La zona alberga una variada fauna de pequeños mamíferos (puercoespines, zorros, gatos monteses, comadrejas, martas, lirones), aves (cernícalos, buitres, pinzones, pájaros carpinteros, abubillas), reptiles, entre los que se encuentran la víbora y los insectos, y numerosas mariposas, entre las que se encuentra la Aurora dell’Etna (Anthocharis damone).