Excursiones etna, tour etna, trekking etna Excursiones etna, excursiones al etna, tour etna, trekking etna, etna volcán

El Volcán Etna

Gènesis y evolución

Comte A. de Bylandt-Palstercamp (1836): “Théorie des volcans

El Etna, un enorme macizo volcánico formado en cientos de miles de años de superposición de cuatro volcanes distintos, alcanza una altitud de 3.323 metros sobre el nivel del mar. Hace unos 500 mil años, donde hoy admiramos el Etna, había un gran golfo con vistas al mar Jónico. En su centro, después de un largo período de actividad volcánica `bajo el agua, surgieron los primeros volcanes subaéreos, el más importante de los cuales fue el Calanna, ahora extinto volcán y situado cerca de Zafferana.
Cesó la actividad de la Calana y comenzó la erosión de sus laderas y todos los volcanes asociados con ella, hace unos 80 mil años, comenzó `la violenta actividad eruptiva de Trifoglietto I y, unos pocos miles de años más tarde, la de Trifoglietto II. Los dos nuevos volcanes cubrieron la mayor parte de lo que quedaba de la antigua Calanna y extendieron sus lados en el golfo. Hace unos 64 mil años, tremendas explosiones vaciaron la cámara magmática que alimentaba a los volcanes Trifoglietto I y Trifoglietto II, colapsando sus cráteres y generando, como resultado, el fascinante Valle del Bove, una enorme y desolada caldera volcánica de más de 5 kilómetros de ancho. Después de ese cataclismo, todo cesó durante 30 mil años.
La actividad volcánica se reanudó hace 34 mil años con la apertura de un cono eruptivo situado al oeste de los volcanes que la precedieron. Así nació el volcán Mongibello (el último y actualmente activo en esta zona geográfica) que, con la enorme cantidad de lava en erupción, ha soldado definitivamente todo el macizo volcánico del Etna con la costa oriental de Sicilia. Aún hoy, el majestuoso Mongibello (usualmente llamado Etna), caracterizado por un fluido volcanismo y por lo tanto relativamente inseguro, frecuentemente erupciona desde las bocas terminales o cráteres laterales (excéntricos), poniendo en peligro la supervivencia de casas, bosques y campos cultivados.